Rastro

Publicado junio 4, 2012 por ophiel72

Después de lanzarme al barro, de remangarme camisas ensangrentadas con el sudor y la sangre que el esfuerzo extraordinario requiere. Puedo ver ya mi rastro en el suelo marcado, donde ayer me cubrían las rodillas, hoy queda un agujero de desperanza ya abandonado. Dame una pala de cemento y rica argamasas, no quiero que nadie caiga, donde yo he vivido estos años. No acordonéis esa zona, llenarla de hierba y árboles, que crezca la vida, donde antes yacía la muerte.

Y el profundo surco que voy haciendo, mientras me levanto, regarlo de perlas y fina lluvia. Que crea el sol al reflejarse, que es su hermana, la que al escondite se esconde.

Otro día, en el que seguimos despertando.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: