Archivos

Todas las entradas para el mes de 30 agosto 2012

Espera de rosas

Publicado agosto 30, 2012 por ophiel72

Dormitar en sabanas vacías

de raso de cielo y aliento esquivo

donde el recuerdo de un abrazo

se pierde entre latidos.

El ayer nunca ha existido

como tampoco su sello de salida,

una entrada rota

descansa en la mesilla.

Es injusto el pago

por peaje de las almas

no tiene precio ni medida

el cariño de los reos en la vida.

Amiga obstentosa de paseos

que regalas bondad con tu voz

y tus tweets engalanados de flores,

como te añora, el eremita en su cueva.

No hacen falta ni clérigos ni santos

de religiosas estampas

y olvidadas reliquias

para implorar por tu bendita llamada.

Todo ocaso y amanacer

son cuadros a restaurar

por las manos

de un venerable artesano.

Como los jardines visitados

como las centenarias rosas

que saben esperar

que camuflan sus espinas.

A solo treinta minutos

de toda la eternidad

de unir la vida

en el sendero sin final.

rosas mas bellas

Anuncios

Ciervo Pardo

Publicado agosto 18, 2012 por ophiel72

Ciervos de lomos dorados

tostados por el sol del verano

descansan tranquilos del mundo

en la siesta del monte que los guarda.

 

Coto privado de caza

donde solo el capricho de pocos

firma el fin de vuestra vida

en libertar verjada.

 

Viejas tabernas de eras enterradas

que lucen trofeos de vuestro cuerpos sesgadas

no duda el trampero

en emocionarse con vuestra estampa.

 

Tradición sangrienta que nada aportas

te extinguirás como la pólvora encendida

cuando el ser humano se quiera

y nunca más se sienta insignificante.

 

Corre ciervo con alas de sueños

que no te atrape la debilidad

de una raza que envidia entre dientes

que nada ambiciones en tu vida.

Tarde de verano

Publicado agosto 17, 2012 por ophiel72

Como extraño las suaves y templadas

aguas del pantano adormecido del ayer,

donde lavaba tus piernas de amazona

con el suave beso de su alma.

 

Mientras nadaba en un baño de vida

te contemplaba silenciosa

en la mágica orilla

donde habitan las hadas.

 

Ecos de pájaros que coloreaban el aire

en tranquilos vuelos de verano,

al fondo barcas de chicuelos

que remaban con su alegría en la garganta.

 

Silencio acompasado por pequeñas olas

que con tintineos de agua

rompían en entrañable sinfonía

contra las rocas que te guardaban.

 

No pude frenar al sol con mis deseos

y terminó durmiendo en el horizonte,

implorando al dios del bosque,

que los segundos fueran horas.

 

Anochecer sombrío

donde el cura dormitaba

en olvidada tumba

rodeado de flores de leyenda.

 

No cesa la vida al caer la noche,

vibra más intensa si cabe

en el regreso al cotidiano día

con el amor en tus brazos.

 

Amada y encontrada luz

del perezoso archivo de la existencia

¿en que letra te encontré?

en la H de hubo, hay y habrá.

 

Amanecer…

Publicado agosto 15, 2012 por ophiel72

Amanecer anaranjado

en montañas escarpadas

al fondo un valle,

con un seco lecho

recuerdo de lluvias

de otros tiempos.

 

Serpentea el camino

que esquiva entre pinos,

llega al final de ese río sin aliento,

donde descansa en espinas

el pez que un día estuvo vivo.

 

Temperatura de frío

en lo alto del monte

donde una peregrina torre

vigila el valle

con paciencia infinita

que todo esté en orden.

 

Lejos de palacios

de manadas de turistas

valle cerrado por barreras

de compañías del agua y su vida

dormita en placida cama

el ciervo que ha de finalizar

un día atropellado en la carretera.

 

Pedazo del planeta,

donde todo su ciclo

en infinito silencio

sin discusión de jueces,

pasa día tras día,

mientras juguetea la avispa

contra el cristal de mi coche.

 

Y por megafonía el viento

que de vez en cuando bosteza

y suspira,

por enamorados que perdieron

al amor de su vida.

 

Un día más en el valle,

como el de ayer y como el de mañana

si no lo perturba

un maldito fuego.

Moriremos un día lejano

y solo la vieja torre

amiga impuesta al sol

Recordará nuestro nombre

en un amanecer de su memoria.

Amanecer

Efímero

Publicado agosto 12, 2012 por ophiel72

Miénteme y dime efímero
el instante no pasado
el segundo no vivido
el amanecer perdido.

Miente a tu reflejo
donde no hay réplica
ni mirada que te habla y dice
que no valió la pena.

Miente a la sombra
del que corre tras tu estela
del que sueña que es pájaro
para amanecer a tu lado.

Engaña al repartidor de leyes
con que cumples lo establecido
que pagas el tributo
sin importar que no puedes.

Nada importa todo es efímero
como lo son los helados de verano
las cuerdas que sujetan las velas
el abrazo de un día olvidado.

Todo lo efímero muere
lo puro como el amor pervive
como los amaneceres de plata
donde el anónimo paseante te retrata.

Cinturón de sueños

Publicado agosto 8, 2012 por ophiel72

Soltar el cinturón de un vehículo

y apearme en la calle del olvido

donde el paseante observa

como la mañana inicia su danza

de rutina y mezcolanza,

hubiera sido un acto pasajero

que se pierde en los recuerdos borrados.

Pero si se marca con tiza

de mirada, de pasión y de caricia

ese cinturón no me ataba a un coche,

ni a un chasis de frío acero galvanizado.

me ataba a tu vida

de colores y engarzada

como los collares de Cartier

como tu llavero de corazones y estrellas

así fue la mañana del pasado.

Dios mío como ansío más cinturones

con tu alma.

Cinturón de sueños

Dulce sueño

Publicado agosto 6, 2012 por ophiel72
Con el fuego que inició
el incendio que hoy prende mi alma
me despierto temblando
arropado por sabanas de cariño.
Para simular tu tacto
acaricio suaves algodones y seda
calentados con mi abrazo
de esta noche en vela.
Desde mi azotea de sueños
lanzo mil papeles de colores,
todos con tu nombre
sellados con el regalo de un beso.
Ando sonámbulo
por las galerías de mis sentimientos
donde hace frío pongo tu mano
y todo torna en placidez desmesurada.
No temo a nubarrones
que gritan y golpean la mesa
donde tu café de deseos
amanece los días de mi mañana .
No tengo tiempo de pararme,
mi marcha sigue firme,
inalterable
con pasión por la meta.
Y cuando el revisor exija
tu billete de sueños
le mostrare el mío susurrándole
“Viene conmigo”
No espero más del mañana
que brille hoy el día contigo
porque se cumple el sueño
de un soñador del tiempo.
Compartir tu aliento
en las mañanas de tu vida
en las siestas del ahora
en tu vida en la mía.