Archivos

Todas las entradas para el mes de 12 noviembre 2012

La lista

Publicado noviembre 12, 2012 por ophiel72

Hoy te envíe

la lista que demandabas,

entre mensajes,

entre papeles doblados,

en el eco de un local vacío

y yo te entregue

la lista entre lirios blancos,

con el adorno de una

vela que temblaba

por ver la nota llena

de palabras

de ideas.

Esto es una lista

de tareas a cumplir:

Amarte hasta el fin,

sentirte al llegar

de noche,

rezar palabras inaudibles

para que duermas

y descanses

en la paz de mis brazos.

Añado flores

en la lista con café

de dorados granos

que un día el sol besó

en un país lejano.

Incluyo una varita

para que haga juego

con tus alas púrpuras.

Borro de la lista

las arañas,

el azúcar industrial

las personas que

no saludan a la  mañana.

Y por último

incluyo un carrete

de hilo de seda

para coser tus sueños

a la almohada

y que así

no te los roben

los aciagos

vagabundos del ahora

que vendimian en tu ventana

una mirada

una moneda

un regalo.

Fin de esta lista

que sé que no demandabas

…..pero yo te la regalo….

La lista

Anuncios

Todo es lluvia

Publicado noviembre 9, 2012 por ophiel72

Lluvia, lluvia, lluvia;
sin verte todo es lluvia,
las calles empapadas,
bancos huérfanos vacíos,
sombras de transeúntes,
oculto tras los cristales
de mi ventana empañada.
Ni una temporal compañera
como una taza cafetera
disipa ya, las gotas
de mi ventana cerrada.
Algún paraguas rosado
me hace aguantar la mirada,
como si al acercarse
detuviera su paso
en el semáforo invisible
de una espera,
y en casualidad programada
alzara su cabeza
buscándome en un mosaico
de ventanas empapadas.
Sin verte…todo es lluvia…

Lluvia tras la ventana

Farola amiga

Publicado noviembre 3, 2012 por ophiel72

 

luna

Fotografía de Floriean Fotero – Derechos reservados – Publicada con permiso del artista – http://www.flickr.com/photos/florian_fotero

Anoche llegué tarde,

desesperado

con el abrigo helado

del abrazo de la luna

con mis ojos cansados

iluminados todavía

por la esquiva farola

que te observa

y en el silencio ve como huyes.

Y no estaba en casa

solo la cena fría,

un recuerdo del calor

que se pierde por la ventana

con la brisa del ayer,

sabe ya la luna que no estabas.

Por eso la farola no me habló,

ni me hizo señas

con su lento parpadeo

de una eléctrica tensión amiga.

Enmudeció la blanca luz

no quiso alarmarme

ni adelantarme lo que me esperaba,

una cama vacía

un pañuelo en el suelo

una carta con lágrimas en la mesilla.

Farola amiga tú lo sabias,

el día que no me amó

no luciste

y yo vanidoso

apreté el paso bajo tu sombra,

en vez de aprovechar

tu luz fundida

para fundirme en un beso

la dejé escapar

con prisas

por llegar a ningún lado

por zarpar de un lago seco.

Amiga farola

de cuerpo de hierro

de blanco cristal tu corazón

no ví tu luz

ni el camino

solo el eco de mis zapatos

que repiten el camino.

Lo sé amiga,

fui ciego

en la noche más oscura…