Archivos

Todas las entradas para el mes de 27 enero 2013

En la textura de un encuentro

Publicado enero 27, 2013 por ophiel72

Andar sin destino

jubilado con la espera

de  senderos de la huida.

Apenas veo los pasos

que dejé hace un segundo,

escapo de mi sombra

en huida sin rumbo

para encontrar

tu pista en el camino

ganando mi descanso

en la calidez de tu abrazo

y el despertar de un mañana.

 

Anuncios

Al mar de plata

Publicado enero 11, 2013 por ophiel72

Mar de plata…
ahora te antojas lejano
de nuevos mundos
y de sueños cromados.
Donde vive Brisabri,
como las sirenas
que huyen de Ulises ciegos
al antojo de la vida
por un azar dichoso.
Guarde Dios
o su sustituto
las almas de  hermanos,
separados por oceanas lágrimas
de nuestra añoranza
de tardes heladas,
cielos rojizos y
de abrazos fútiles…

MardePlata

marPlata

Recordándote…

Publicado enero 7, 2013 por ophiel72

Las lágrimas ya no brotan

de la mortal fuente de mis ojos,

añoran el pasado verano

donde paseábamos por

veredas de un alma plena.

 

Un centenario árbol

que cedía agónico

ante una sierra de deseos

testigo de nuestro paso,

olvidadizo de que estuvimos.

 

En las largas orillas

de un aséptico río

estéril de vida

repleto de consejos

de sabios ya muertos.

 

Se obró la dicha,

quisiera que el milagro

de saber que entre millones

una sola estrella

iluminó mi gris noche.

 

Y a miles de kilómetros

de un suspiro

yazco en la hierba

de tus brazos

etéreos de deseo,

recordándote….

río

Secuestrado

Publicado enero 3, 2013 por ophiel72

Secuestrado en eternos

adioses de estaciones vacías.

Corto de equipaje,

solo botas de desdicha,

con billete caducado

y un revisor que no perdona.

Sin tí así estoy  yo,

paseante de andén por oficio

mozo de línea sin destino

maquinista sin ruta férrea

de abrazos en pasos a nivel.

Cuando un moderno tren bala

sustituya al viejo vapor que

siempre resuena en mi alma,

partiré con el silbato

que besó tus labios

en mi cartera de mano.

Y cuando quiten las vías

y el hombre deje de ser hombre

un eterno viajero

seguirá conservando su billete

por si nos encontramos en el cielo.

Vías a tí