Archivos

Todas las entradas para el mes de 27 junio 2013

Mariposas y libros

Publicado junio 27, 2013 por ophiel72

Mariposas y libros

en tardes de verano

bajo la sombra

de un tilo de esperanza.

 

Guardar la calma

como lo hace la brisa,

al igual que un prófugo sin alma

se cuela por nuestra ventana.

 

El vaso de té con hielo

junto a nosotros

en tupida siesta

se deshace en recuerdos.

 

Los pies descalzos

desprovistos de objetivos

en merecida pausa

de tranquilidad del aura.

 

Relación cuidada

del diván su dueño,

plácida tarde

de un verano de vida.

 

Silencioso transcurrir

del tiempo,

deliciosas veladas

de cojín y almohada.

 

Mariposas y libros

 

@by Rubén García Codosero (Ophiel)

mariposas

Anuncios

Coleccionista de tardes

Publicado junio 12, 2013 por laquehasliado

Colecciono tardes

en biselados envases

de terciopelo cano

y tapas agujereadas.

Envite del tiempo

con granizada mirada

como las obsidianas

que rasgan el minuto quebrado.

Dormir sin mirarla,

telón de persianas y

escondite de velos

confesionario de almohadas.

Enviar invisibles palomas

en  busca de la rama

en la que descansa

su abrazo velado.

Y devolverme el viento

susurro de añoradas palabras

que no consuelan

al verdugo que me ata.

Amar y amado

del mar y sus faros

que previenen de las rocas

y los deseos frustrados.

Colecciono tardes

y notas de brisa

para compartir

al estar a tú lado.

@By Rubén García Codosero  (Ophiel)

Siesta-en-la-silla_piezaDcha

Siesta en la silla,
Siesta en la silla de Ricardo Zamorano Molina

coltardes

¡Feliz día!

Publicado junio 2, 2013 por ophiel72

Tiziano desmesurado

Teñía lienzos de luces

en el regalo de tú vida.

Obviando la gris pincelada,

mezclando la riqueza

del etéreo aire con agua.

Cubrir la falta de color

con la nueva dosis de días,

devenir de oportunidades

sin sorteo ni rifas.

Rodeada siempre rodeada

de sinfonía de miradas

del aliento de la rosa

del abrazo de la mañana.

Suave tarde veneciana

donde fluye la corriente

y el verano ya  hace guiños

a tu alma acariciada.

Hoy naciste

como el sol en los amaneceres

que tintinean por el rocío,

hermosa vereda

por la que pasear cien vidas.

Sigue creciendo

como lo hacen los tallos

que ansían besar el cielo

y abrazar la luna.

Ni te perturben los cánticos

de los que desafinan

ante el dios ruiseñor.

No permitas que las lágrimas

de un espontáneo

en el ruedo de la vida

te enturbie tu alegría.

Ya pagaste tú entrada

como lo hacen

los agradecidos.

No dejes que se te cuele

el postrado y el mendigo.

Fluye y danza

ríe y abraza

observa y fotografía

con la película

que lleva tu mirada.

Y no olvides nunca

aquel animal alado

que de nombre Pegaso

te mecía cuando eras niña.

Adelante sin miedo

que la vida necesita

jinetes que galopan en el viento,

mujeres que llevan el título

de la mejor madre del mundo.

Y cuando soples las velas

que han de apagar un ciclo

no te olvides del deseo

de ver mil amaneceres

con el semblante tranquilo.

Todo sigue y vuela

¡Feliz día!

Pegaso